febrero 08, 2005

Responsabilidad y compromiso

Una reflexión ante algunos hechos. Se habla y se escribe constantemente sobre la pérdida de valores que nuestra sociedad está padeciendo. Y se le echa la culpa a los medios, a los entretenimientos, a las compañías, a las diversas influencias que el medio ambiente proporciona a niños y jóvenes, mirando la paja en el ojo ajeno sin ver la viga que cargamos nosotros mismos.
Cómo es posible que se recrimine a quienes se encuentran detrás nuestro, de mostrar actitudes poco tolerantes o de negligencia, cuando quienes tenemos otra edad, otro rol, somos un ejemplo viviente de lo que criticamos.
No comprendo como algunas de las personas en quienes depositamos nuestra confianza para la educación de nuestros hijos, son los primeros en manifestar estos signos a los que hago referencia: indolencia, falta de compromiso ante la propia formación profesional, así como una lista exagerada de exigencias personales ante quienes les prestan algún servicio.
Se nos olvida constantemente que se predica con el ejemplo, que no necesitamos hablar para que los más pequeños aprendan de nuestros actos. Solo un 10% de la comunicación que manejamos, es de tipo verbal; el restante 90% lo dicen nuestras actitudes, nuestros gestos, nuestra expresión corporal. Y si tanto la palabra, como lo que hacemos, están orientados hacia la exclusiva satisfacción personal, pasando por sobre el compromiso que tenemos hacia los demás,( llámese familia, amigos, compañeros de trabajo, etc. ) el panorama que les espera a las jóvenes generaciones, no será muy alentador.
Compromiso y responsabilidad van de la mano. Mientras no tomemos conciencia de el impacto que todo lo que hacemos y decimos tienen en quienes nos rodean, no seremos capaces de avanzar en la reconstrucción de la sociedad que anhelamos.

4 comentarios:

  1. Hasta que encontre tu blog. Por alguna razon cosmica no podia dar con el!
    Tienes toda la razon, Yolis. por eso no estoy de maistra ahorita :/ pero al rato que em ubique, vuelvo. Ojala y lo que hago hable mas fuerte que lo que digo, y que sea un reflejo de amor y nada mas.

    Efectivamente uno de los mayores problemas es la intolerancia, y al mismo tiempo , el abuso de esta. Aca en el Chuco "Tierra Libre", la gente se da de manotazos cuando alguien "cruza su rayita de libertad". asi no es el juego. (http://lightwords.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  2. Hoooolaaaaa!!!! Bienvenida!! Sabes que la babas de tu amiga no se acordaba que no tenia activos los comentarios, mira nada mas de lo que me habia perdido. Pero en fin, ya están puestos para recibir las opiniones de los que quieran dejar algo por aca.
    Sabes que eso me llena de pánico, la falta de tolerancia. Cada vez la gente se exaspera con mayor facilidad y no acepta que se le perturbe ni el aire que respira. Veamoslo por el lado amable: tendré más oportunidades de chamba con un creciente número de posibles clientes que requieran terapia?

    ResponderEliminar
  3. Hey Yolis!!!! Pues yo lo único que quiero decirte por el momento es que me da gusto que nos hayas dado la oportunidad de poner nuestros comentarios acerca de tu blog. Y estoy de acuerdo totalmente con lo que mencionas acerca de la interminable lucha de hacer uno el actuar y el hablar... "hagan lo que ellos dicen más no lo que hacen" dice el evangelio... Felicidades por tu blog!!! Y gracias por darte un tiempo en expresarnos tus pensamientos, me gustó mucho tu reloj dentro del blog. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. En fin... espermos que no se ponga tan peor (especialmente aca en el Chuco que lo demandan a uno por todo. Capaz que me meten al bote por "ofender' a los gingos con my sexy acento Tunezco.)

    Yolys.. malas noticas. Buenas para mi, malas para ti :( Las botas apenas me llegaron ayer yq ue crees??? El vato se equivoco con la talla... son de mi numero!! :?

    ResponderEliminar